Si eres de los que les apasiona el mundo de la inversiones, la compra y venta de acciones o llevar un registro contable de transacciones monetarias, entonces deberías anotar dentro de tus prioridades volverte todo un minero de las criptomonedas. Se trata de un negocio altamente rentable que tan solo implica descubrir cuáles son las capacidades técnicas para poder explotar un tipo de criptomoneda en particular y a partir de allí todo es ganancia.

      Se habla de minar o explotar monedas virtuales, porque el valor de estas en el mercado se comportan de forma similar al oro, aunque a diferencia de este metal precioso, las criptomonedas no se pueden ver, medir o  pesar, porque solo existen en el mundo de los bit. No obstante, tal como ocurre con el oro, solo hay una cierta cantidad limitada de cada tipo de criptomoneda, como por ejemplo en el caso de los bitcoins solo existen 21 millones de estos, por lo tanto encontrar alguno es ya una ganancia dentro del mercado.

Regístrate ahora mismo 

Hashflare, minería en la nube
       Criptomonedas con Hashflare, hashflare como funciona, hashflare suscribirse, hashflare login

¿Cuál es el nivel de riesgo dentro de este tipo de negocio?

       En realidad, a diferencia de invertir en la bolsa de valores, ser un minero de Hashflare implica mucho menos riesgo. Primero que nada porque tú eliges el tipo de paquete en el que deseas invertir, esto tomando en cuenta la capacidad de tu PC, cantidad de electricidad necesaria para mantener el equipo descifrando códigos y el nivel de recompensa que aspiras obtener. Lo segundo, es que tú no te arriesgas totalmente solo, por el contrario, todos los demás miembros de Hashflare te acompañan en tu aventura y trabajan de forma coordinada contigo para poder descifrar cada transacción y así llevarse un porcentaje de la comisión de ese registro, ya que la idea de la empresa es que todos obtengan una ganancia acorde con su esfuerzo.

 

¿Qué es exactamente ser un minero de criptomoneda de Hashflare?

        Ser un minero de criptomoneda, no es otra cosa que descubrir transacciones electrónicas donde se haya hecho uso de alguna de estas monedas virtuales, para dejarlas asentadas dentro de un banco de registro conocido como bloques de cadenas o  blokchains. El problema radica en que cada una de estas transacciones se encuentra encriptada en códigos de 31 caracteres compuestos tanto por letras como por números y deben ser procesadas en muy poco tiempo antes de que desaparezcan en el océano virtual, es por eso que lo más importante al momento de volverte un minero, es contar con una computadora que destines casi que exclusivamente a este proceso de cifrado. Si no cuentas con un equipo exclusivo para minar, otra alternativa es volverte un eslabón más dentro de un grupo de mineros y trabajar de forma coordinad dentro de un pool, que sería como un yacimiento de criptomonedas, de esta manera, tu ganarías un porcentaje del total de la transacción el cual estaría acorde a tu grado de participación dentro del proceso, es decir, por el número de caracteres descubiertos.